España

La animada calle Laurel, Logroño

20 julio, 2017

Una conocida calle acoge días tras días, a un gran número de personas paseando de manera distendida, ansiosas por degustar su gastronomía, aquí se come de pinchos y por supuesto,  acompañado con una buena copa de vino de La Rioja, nos encontramos en la famosa Calle Laurel.

Al caer la tarde, es un buen momento para salir en pareja,  en familia o con amigos, dispuestos a degustar los deliciosos pinchos que ofrece esta emblemática calle. El centro histórico de Logroño se presenta muy animado y concurrido, sobre todo en fin de semana, sus calles y callejuelas están bien cuidadas, podemos observar  que muchos transeúntes se dirigen hacía la misma dirección. Después de haber dado un relajante paseo por sus calles y abierto el apetito, es un buen momento de empezar a degustar estas delicias del paladar.

Hay bares de pinchos a doquier, ofrecen pinchos de todo tipo, encontraremos pinchos tradicionales, pero también de más creativos o sofisticados, hay para todos los gustos.

Calle Laurel

Calle Laurel

 

Es tradición comer los pinchos de pie e ir probando diferentes pinchos de los diferentes bares que se reparte a lo largo y ancho de toda la calle. Se puede acompañar con la bebida que uno quiera, pero sería un pecado si no se prueba con un buen vino riojano.

Y para los que quieren degustar los pinchos de una manera más pausada, también se podrán encontrar restaurantes que ofrecen la posibilidad de degustar sus pinchos de una manera más relajada y poder permanecer sentados.

Sin duda, esta calle ofrece al visitante la posibilidad de entremezclarse con sus gentes y degustar la buena gastronomía de la tierra.

Vista Iglesia Logroño

Vista Iglesia Logroño

Pinchos

Pinchos

Pinchos y vino

Pinchos y vino