Canadá

La Ciudad de Quebec

1 septiembre, 2018

Fundada en 1608 por el explorador francés Samuel de Champlain, también conocido como el padre de la Nueva Francia. Quebec, ubicada en el este de Canadá, es una maravillosa ciudad que presume de ser la única ciudad que ha conservado su recinto amurallado al norte de México y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Muralla Quebec

Muralla Quebec

Quebec fue capital de una de las colonias francesas en el Nuevo Mundo, ahora capital de la provincia que también da su nombre, esta ciudad presenta aproximadamente 531.902 habitantes y su idioma oficial es el francés.

Situada junto a orillas del río San Lorenzo, uno de sus principales atractivos turísticos es el Castillo de Frontenac, construido a finales del siglo XIX,  un castillo que parece sacado de un cuento de hadas. El castillo se encuentra en la Cité, en el casco histórico o antiguo de la ciudad. Por esta preciosa ciudad uno puede pensar que ha viajado a una ciudad europea, pues su construcción y diferentes barrios, puede parecerle al viajero que no ha atravesado todo un océano, ya que se mantuvo la construcción de estilo francés de la época y hoy en día se conserva.

Castillo Frontenac

Vieux Quebec

Otros atractivos turísticos de la ciudad de Quebec, son sin duda sus barrios. El Vieux Quebec-Haute Ville, situados dentro del recinto amurallado. Cerca del Castillo de Frontenac, se sitúa la Basílica de Notre Dame por la Rue de Buade y el Ayuntamiento de la ciudad, situado en frente de la Basílica, donde quedan muy cerca uno del otro. Se puede aprovechar para hacer algunas compras en una de las tiendas de la zona, algunas tan tentadoras como las que son dedicadas solamente a la Navidad. Otra opción es continuar paseando hacia la Rue Saint Jean, una animada calle llena de bares y restaurantes con una gran oferta gastronómica.

Bonitas tiendas Rue Saint Jean

Basilica Notre Dame

Otra manera de adentrarse por sus bonitas calles es visitar el Quartier Petit Champlain y la Place Royale,  donde el visitante podrá descubrir numerosas tiendas de diferentes estilos.  Así como también muy cerca de la Place Royale,  encontraremos el mural de La Fresque des Québécois, un gigantesco mural pintado en la fachada del edificio de la Maison Soumande, donde se puede apreciar diferentes personajes de la historia del Quebec y el día a día de sus habitantes.

La Fresque des Québécois

La Fresque des Québécois

La Fresque des Québécois

La Fresque des Québécois

La Fresque des Québécois

La Fresque des Québécois

Un buen lugar para descansar, tomarnos una pausa y refrescarnos en verano con un buen helado, sería descansar en uno de los bancos del paseo  que está cerca del Castillo de Frontenac, la Terraza Lévis, donde desde allí se podrá apreciar la gran belleza del paisaje así como del majestuoso río San Lorenzo.

Quebec es una ciudad adaptada a los tiempos, pero donde todavía conserva un aire majestuoso y señorial del pasado de las colonias francesas. Sus habitantes son gentes de naturaleza amable, donde no tienen ningún reparo en dejarte pasar amablemente por sus calles,  donde prevalece  el peatón que los coches, a diferencia de otras grandes ciudades. Los quebequenses agradecen al visitante el esfuerzo de hablar en su lengua, el francés y aunque lo hables de una manera básica, tienen en cuenta el esfuerzo y lo agradecen de gran manera.

Calles de Quebec

Castillo Frontenac

Arte en Quebec

Arte en Quebec